5-consejos-para-ser-mejor-coralista

5 consejos para ser mejor coralista

Onofre Gasent·

Si formas parte de una agrupación coral, seguramente hayas interpretado alguna canción con palabras difíciles de recordar, una armonía difícil de interpretar o momentos donde la entonación no acaba de funcionar. No te preocupes, se trata de algo natural.

¿Qué técnicas existen para mejorar la confianza de cara al próximo ensayo? A continuación, 5 pequeños consejos para lograr una voz que brille con luz propia:

1. Prioriza el tiempo de estudio

Cada día tenemos millones de estímulos y a veces es difícil encontrar tiempo para practicar. Nos gustaría compartir algunos trucos que te permitirán encontrar tiempo para el estudio:

  • Márcalo en el calendario: Si solo tienes tiempo los jueves por la noche, escríbelo. Déjalo anotado en el calendario y que se convierta en una rutina. Una vez has generado el hábito, es mucho más fácil que encuentres el tiempo necesario.

  • Utiliza repertorio digital: Normalmente éste va acompañado de audios que te permiten ser más eficiente y entender mejor la obra que se va a interpretar. ¿Todavía no conoces Glissandoo? Es la forma más fácil de incorporar repertorio digital a tu agrupación coral.

  • Distribuye tu tiempo de estudio: Programa cinco minutos por la mañana, diez minutos para el almuerzo y cinco minutos antes de acostarse. ¡Te sorprenderá lo que recuerdas en el próximo ensayo!

2. Trabaja ejercicios vocales

No ha existido cantante sobre el planeta que, a la primera, sea capaz de interpretar una pieza a la perfección. La incorporación de ejercicios vocales te permitirá asegurarte de que no solo estás interiorizando las notas y los ritmos, sino que además, estás convirtiendo la técnica de cantar en un hábito.

Si estás luchando por alcanzar una nota que está fuera de tu rango, quizás es una buena estrategia realizar ejercicios de calentamiento vocal. Si te estás quedando sin aliento en una frase, practica un ejercicio de respiración.

Lo más importante es recordar que todos los sonidos saludables son mejores que los sonidos fuertes o forzados. Tómate con calma aquellas notas más difíciles y prioriza mejorar tu técnica que te permitirá obtener resultados en el medio y largo plazo.

3. Utiliza un espejo

Quizás estés pensando que practicar frente a un espejo es lo último que quieres hacer, pero es una de las cosas más educativas que puedes hacer como cantante. Realmente no sabes cómo se te ve hasta que… te miras al espejo.

Puedes empezar con un concierto de cinco minutos con una audiencia de uno (¡tu mism@!) frente a un espejo. En ese momento, podrás empezar a hacer cambios en tu técnica vocal, expresión y coreografía. Grabarte a ti mismo en video es un truco igualmente bueno para ayudarte a realizar los ajustes vocales y físicos apropiados. Sin duda, verte preparado, generará en ti mucha confianza.

4. Los momentos más difíciles se trabajan primero

Cuando practicamos, la tendencia es comenzar desde el principio de una canción, frustrarnos cuando nos equivocamos (en el mismo lugar que nos hemos perdido durante semanas) y seguir cantando hasta el final. Se trata de una dinámica no recomendable, puesto que probablemente estemos interiorizando errores.

En cambio, te planteamos la siguiente estrategia:

  • Anota los momentos problemáticos y revísalos primero.
  • Empieza a cantar desde un lugar en el que te sientas seguro y acaba después del momento complicado.
  • Retrocede un poco más y repite otra vez hasta el momento complicado.
  • Más tarde, intenta toda la canción hasta el final, haciendo énfasis en los momentos más difíciles.

Recuerda que no es necesario enfrentarte a todos los momentos complicados a la vez. Si tienes poco tiempo, mejor hacer foco y practicar las mismas medidas durante 10 minutos.

5. Practica la letra por separado

Aprender y memorizar la letra de una canción a veces puede ser complicado, especialmente cuando está en un idioma que no concemos. Uno de los consejos más útiles para recordar las letras consiste en leerlas para ti mismo como si fueran un poema.

Llevar una copia impresa de la letra para poder practicarla más tarde, tratar de recordar la letra durante el ejercicio matutino, antes de costarse, o al salir a pasear al perro. Cualquier momento es adecuado para practicar esas palabras complicadas y cómo las pronunciaría.

Además, traducir y entender la historia que se está cantando es un detalle que también te puede ayudar a recordar ese pasaje complicado.

¿Tienes más consejos prácticos que quieras compartir con otros cantantes y coralistas? Nos puedes escribir a hola@glissandoo.com

Últimas publicaciones

5-consejos-para-aumentar-la-asistencia-a-tus-ensayos-de-coro
5 consejos para aumentar la asistencia a tus ensayos de coro
historia-de-un-amor-imposible-con-frank-cogollos
Historia de un amor... ¿imposible?, con Frank Cogollos
como-enseñar-canciones-de-oido-a-tu-coro
¿Cómo enseñar canciones de oído a tu coro?
google-tuner-lo-necesitas
Google Tuner: ¿lo necesitas?